28 Jun. 2022

Connie Walker de NOIRLab lidera el Teen Astronomy Café, que acaba de lanzarse como un interesante programa en formato virtual, dando a los jóvenes la oportunidad de participar en presentaciones y actividades impartidas por un astrónomo profesional y aprender lo que se necesita para ser un(a) científico(a) investigador(a).

¿Sabías que.. NOIRLab está comprometido con la educación y la vinculación comunitaria y apoya una diversa gama de actividades de divulgación y educación? Entre ellas se encuentra el AstroDay, que promueve la ciencia y la astronomía realizada por los telescopios de NOIRLab en Chile; Project Astro, que colabora con la Sociedad Astronómica del Pacífico y conecta a los astrónomos con los profesores y las familias para apoyar la educación STEM; Journey Through the Universe, el principal programa de educación y difusión de la astronomía en la isla de Hawai‘i; y Globe at Night, también dirigido por Connie Walker, que apunta a sensibilizar al público sobre la contaminación lumínica y anima a los científicos ciudadanos a medir el brillo del cielo nocturno de su lugar de residencia, mediante el envío de sus lecturas desde sus propios celulares.

En todo el mundo se está produciendo un nuevo fenómeno en la divulgación educativa de la astronomía: los estudiantes de secundaria se reúnen en los Teen Astronomy Café, en los que, mientras toman un café y comen una torta (¡o una pizza!), pueden hablar y aprender de científicos profesionales que imparten talleres para preparar e inspirar a los estudiantes a optar por carreras científicas o de ingeniería en la universidad.

El concepto de los Cafés Científicos comenzó en el Reino Unido y, en un principio, estaba dirigido a los adultos (porque a menudo se realizaban en un pub), pero en el 2007 fueron adaptados por primera vez para los adolescentes por el Café Scientifique New Mexico. Desde entonces, los Teen Science Cafés se han implementado en todo el mundo, y ahora existe una red virtual que permite a los estudiantes encontrar los cafés científicos más cercanos.

Connie Walker (astrónoma de NOIRLab) ha dirigido desde el 2016 un Teen Astronomy Café, en el cual los estudiantes de secundaria interactúan con expertos en STEM y con astrónomos de NOIRLab, compartiendo comida y refrescos en un ambiente informal y extraescolar.

Connie Walker (astrónoma de NOIRLab) ha dirigido desde el 2016 un Teen Astronomy Café, en el cual los estudiantes de secundaria interactúan con expertos en STEM y con astrónomos de NOIRLab, compartiendo comida y refrescos en un ambiente informal y extraescolar. Durante estos eventos, se anima a los estudiantes a participar y hacer preguntas en discusiones profundas que abarcan temas como el nacimiento y la muerte de las estrellas, la energía y la materia oscura, las galaxias en colisión y mucho más.

A lo largo de los años, hemos tratado muchos temas diferentes… Cada café tiene un tema diferente”, dice Walker.

El financiamiento de los cafés lo aportó la LSST Corporation, que supervisa el Observatorio Vera C. Rubin, y los astrónomos de Rubin participan frecuentemente en los cafés. Walker presentó la solicitud de financiamiento en el 2016.

Originalmente lo llamamos ‘Academia de Big Data’, pero ¿sabrían los adolescentes lo que significa 'big data'?”, comenta. “Así que lo cambiamos a ‘Teen Astronomy Café' e hicimos el primero en enero de 2017. Yo dirijo el programa y me aseguro de que todo se planifique, se arme y se ejecute bien”.

Si bien Walker y un grupo de estudiantes graduados supervisan los cafés, la ayuda fundamental proviene de los propios adolescentes, de los que se selecciona un grupo de líderes juveniles. Cada año, mediante entrevistas, Walker selecciona a cinco o seis adolescentes para que ayuden a dirigir los cafés y actúen como intermediarios entre los demás estudiantes de secundaria que participan, y Walker con su equipo de astrónomos. Al mismo tiempo, estos líderes juveniles adquieren habilidades de liderazgo y una mayor visión del trabajo que realizan los astrónomos profesionales.

“Llegas a conocer a los jóvenes líderes y actúas como su mentor, te des cuenta o no… Esa mentora puedo ser yo misma, pueden ser los estudiantes graduados, puede ser el astrónomo que da la presentación, pero todos estamos impactando de alguna manera a las vidas de estos jóvenes líderes, y a todos los que asisten a los cafés”, comenta Walker.

De hecho, muchos de esos estudiantes han decidido estudiar una carrera STEM en la universidad. “Hay un par de ellos ahora mismo en Cornell, y otro en la Universidad de Arizona, que se está especializando en astronomía y física”, comparte Walker. “Hablan de cómo estos cafés influenciaron sus vidas y fueron un punto de inflexión para ayudarles a decidir que harían astronomía u otra ciencia o ingeniería en el futuro. Esta experiencia les dio un punto de partida”.

Estos líderes juveniles fueron más necesarios que nunca cuando la pandemia de COVID se desató en 2020. De repente, los cafés y las pizzas presenciales tuvieron que cancelarse, y todo el programa se trasladó a modo virtual. A los líderes juveniles les correspondió convertirse en un canal aún más fuerte entre sus compañeros de secundaria y Walker. Se hicieron responsables de crear las salas grupales en Zoom y de animar a sus compañeros a formular preguntas en un entorno virtual, en lugar de hacerlo de forma directa en las reuniones presenciales.

Los jóvenes líderes fueron cobrando importancia a medida que pasaba el tiempo”, recuerda Walker. “Fue una oportunidad maravillosa para que tomaran la iniciativa de hacer que los demás estudiantes estuvieran en sus salas grupales y participaran en la actividad”.

El cambio a un programa virtual puso mayor énfasis en las actividades que se pueden realizar utilizando computadores. Un ejemplo es el uso de Python, un popular lenguaje de programación que se enseña con un software llamado cuadernos de Python, que tiene celdas y parámetros preestablecidos para no “lanzar a los estudiantes a los leones” de inmediato. Para adaptarse a los diferentes niveles de habilidad, los estudiantes no necesitan ningún conocimiento previo del software.

La diversidad es una parte importante del programa Teen Astronomy Café de NOIRLab. “En este momento, más del 50% de nuestros estudiantes vienen de escuelas de bajo rendimiento, y más del 50% son mujeres”, cuenta Walker. Y aunque el Teen Astronomy Café de NOIRLab comenzó en Tucson, los otros sitios de NOIRLab están empezando a realizar sus propios cafés —comenzando de forma virtual, debido al COVID— con el primero realizado por los astrónomos de Hawai‘i el pasado diciembre, y el primero en Chile que se realizó en junio de 2022.

La diversidad es una parte importante del programa Teen Astronomy Café de NOIRLab. “En este momento, más del 50% de nuestros estudiantes vienen de escuelas de bajo rendimiento, y más del 50% son mujeres”, cuenta Walker.

Cada estudiante que asiste a los cafés gana una gran cantidad de confianza y sentido de dirección, lo que les inspira a seguir una carrera en las ciencias. Pero para Walker y su equipo de astrónomos participantes, también es gratificante ver a sus alumnos adolescentes tan comprometidos con los temas astronómicos.

Me fascina ver cómo se les ocurren las ideas”, confiesa Walker. “Se entusiasman y empiezan a hacer preguntas, ¡y a veces no paran de hacerlas! Eso ocurría sobre todo cuando era presencial, pero aún así habrá cafés online que se prolonguen más allá de las dos horas que se supone que duran”.

Finalmente, el Teen Astronomy Café sirve como puerta de entrada para inspirar a los estudiantes a interesarse por la astronomía, proporcionándoles una experiencia diferente en cada encuentro. Si eso ocurre, Walker cree que los cafés habrán desempeñado un papel importante en sus vidas.

Se trata de abrirles el apetito… dejar la puerta entreabierta e invitarles a probar lo que es investigar en un área determinada”, comenta Walker.

Puedes encontrar más información sobre los Teen Astronomy Cafés de NOIRLab aquí.



Autor

Gemma Lavender
Gemma es la Editora de NOIRLab Stories así como la Editora en Jefe de Future Plc en el Reino Unido. Ella tiene un historial en astrofísica y actualmente está realizando una investigación sobre la Educación de Física en la Universidad de Cardiff.

NOIRLab Stories